domingo, 5 de mayo de 2013

Los trastornos mentales y el cine


El maestro de cine de suspense Alfred Hitchcock utilizó en algunas de sus películas a personajes que sufrían algún trastorno. Así, en Marnie la Ladrona, la protagonista (Tippi Hedren) no podía ver el color rojo. Tal era su problema que cuando veía cualquier cosa de ese color lo evitaba o en el peor de los casos quedaba paralizada, podía tener sudoración y mareos, e incluso llegaba a desmayarse. También en Vértigo sucedía algo similar. John Scottie Ferguson (James Stewart) tenía pánico a las alturas. En ambos personajes el porqué de su miedo se debía a un trauma. En la primera fue un crimen presenciado en su infancia, en el segundo fue un accidente relacionado con las alturas. Son trastornos específicos que implican un miedo excesivo a una situación u objeto. Los dos tenían conductas de evitación y mientras no tuviesen que hacer frente a situaciones relacionadas con su problema, podían llevar una vida normal. A veces esto no es posible  debido a que puede surgir en determinadas situaciones sociales o a que se genera el temor a salir de casa o sufrir una crisis de ansiedad en un lugar público.

¿A qué trastorno nos estamos refiriendo? Los conductistas tienen una explicación muy sencilla a este tipo de problemas, ¿qué método para el estudio de la personalidad podría usarse? Y si nos centramos en las terapias, ¿Cuál sería la más adecuada?

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada